Nota de María Escudero al “I Encuentro de Laicos en Misión Compartida”

Nota de María Escudero (voluntaria de Puente de Esperanza, y está en la Comisión de Clases de Español) al “I Encuentro de Laicos en Misión Compartida” celebrado el 22 de marzo de 2014 en Madrid en el colegio Nuestra Señora del Recuerdo de Madrid organizado por la Confederación de Religiosos, CONFER.

He vivido días muy bonitos y emocionantes, dignos de recordar, como el día de mi boda, donde adquirimos un compromiso de por vida delante de Dios,cuando presentamos a nuestros hijos a la comunidad cristiana, es decir los días de sus bautizos, cuando tomaron sus primeras comuniones, etc. Entodos estos días había una cosa en común sentía tal alegría, gozo yemoción, que en muchos momentos de esos días, se me ponía tal nudo enla garganta, que no me dejaba hablar, sólo era capaz de sentir e incapaz decontener las lágrimas que afloraban a mis ojos de la honda emoción quesentía mi corazón. Pues bien, un día así fue el que viví el otro día en el “I Encuentro de Laicos en Misión Compartida”. Antes de seguir adelante, quiero darle las gracias de corazón a la Asociación Puente de Esperanza por haberme invitado y hacerme participe de una jornada inolvidable.

Los adjetivos a la jornada vivida son innumerables, emocionante, trepidante, llena de sorpresas, pero las emociones son aún más fuertes, yo lo viví desde lo más hondo, desde mis entrañas, desde la parte verdadera y auténtica que hay en mí.

Felicitación a los organizadores, todo salió bien, pero sobre todo gracias a los asistentes que crearon un clima de verdad, donde flotaba el Espíritu Santo entre todos nosotros, tiempos de gracia Señor, tiempos de reconciliación, tiempos de salir a los caminos, tiempos de sembrar nuevos gérmenes, tiempos de cambios en la Iglesia, nuevos aires, nuevas manos. Aquí y ahora es el momento de pensar el nuevo compromiso de los laicos que junto a misioneros, religiosos, creyentes o no, excluidos, desnudos, sedientos, enfermos, descubramos nuevos continentes y que juntos como decía el lema del congreso Juntos, somos más. Aquí están mis manos, con todo mi corazón, con todo mi amor.

María


Translate »